La teleasistencia es en un servicio de ayuda a domicilio a distancia que, mediante la utilización de un aparato electrónico conectado a la red de telefonía, que funciona como transmisor, permite a la persona que lo porta enviar un aviso inmediato a los servicios de emergencia acerca de algún problema personal, especialmente relacionado con la salud.

Es un servicio idóneo para aquellas personas que viven solas en su propio domicilio y, por su avanzada edad o alguna discapacidad, tienen mermadas sus posibilidades de procurarse atención por sí mismas, en caso de riesgo para su persona.

La utilización del servicio de teleasistencia es tan sencillo como pulsar el botón del dispositivo que cada persona lleva encima, ya sea un colgante, una pulsera o con cualquier otra forma. Este transmisor está conectado de forma continua a la red, de forma que con solo pulsar este botón se activa una llamada de emergencia, captada instantáneamente por la estación receptora. En ese momento se pondrán en marcha los servicios de atención necesarios, de carácter médico si se trata de un problema de salud, o de bomberos o policía en caso de algún suceso de otro orden.

Las ventajas de la de teleasistencia son notables, ya que permiten una independencia a los portadores de estos dispositivos que, de otra forma, difícilmente podrían disfrutar:

Ayuda a evitar el desarraigo que supone que la persona enferma o anciana tenga que abandonar su propio domicilio para residir en una residencia o permanecer ingresado en un centro hospitalario.
Permite recibir ayuda sanitaria esencial de forma mucho más rápida y disminuye la necesidad de desplazamientos desde el domicilio hasta los centros de salud. La propia central puede hacer la reserva de citas médicas, facilitando la labor al paciente.
Este servicio contribuye a disminuir la necesidad de ciertos cuidados de tipo residencial o sanitario y mejora la calidad de los cuidados que recibe el paciente. También beneficia a la familia y los cuidadores de la persona afectada, tanto en la faceta física como en la psicológica, pues aumenta la tranquilidad al contar con la seguridad de que sus seres queridos van a contar con atención inmediata en caso de alguna incidencia, mientras que se encuentran trabajando o realizando otras actividades propias de la vida cotidiana.
No requiere de ningún tipo de instalación compleja o costosa en el domicilio, ya que basta con un pequeño dispositivo conectado a la red telefónica.

Para cualquier duda sobre la teleasistencia puedes ponerte en contacto con nosotros rellenando el formulario de contacto que encontrarás aquí.